Los Valores Sociales

Reynaldo Álvares Millán
Consultor Gerencial
rhalvares@gmail.com

El bien, la verdad, la belleza, la felicidad, la virtud, han sido conceptos que desde el principio de la humanidad han guiado el comportamiento y las aspiraciones de las personas y las sociedades. Los seres humanos han definido sus valores a lo largo de la historia, reflejándolos en las mentalidades colectivas, las leyes y costumbres, la religión y la cultura.

¿Qué son los valores?

Los valores son aquellos criterios que rigen el comportamiento de los seres humanos. La práctica de los valores identifica a un individuo con la manera de estar en el mundo del grupo al que pertenece, afirmando así una determinada concepción de la humanidad.

Ejemplos de clasificación de valores:

Los valores según Scheler (1941)

Valores de lo agradable y lo desagradable.

Valores vitales.

Valores espirituales: lo bello y lo feo, lo justo y lo injusto, valores del conocimiento puro de la verdad. 

Valores religiosos: lo santo y lo profano. La clasificación más común discrimina valores lógicos, éticos y estéticos. 

Los valores según Frondizi (1972)

Objetivos y subjetivos..

Valores inferiores: económicos y afectivos.

Valores intermedios: intelectuales y estéticos.

Valores superiores: morales y espirituales

 Los valores según Rokeach (1973)

Valores instrumentales o relacionados con modos de conducta: valores morales.

Valores terminales, referidos o de existencia: paz, libertad, felicidad o bien común.

Las Mentalidades Colectivas

Todas las actividades humanas, incluidos el lenguaje verbal y los gestos, corresponden a un entorno mental colectivo. Dicho entorno determina las motivaciones, las elecciones y la forma de afrontar las consecuencias de nuestros actos.

Para entender las mentalidades colectivas hay que acudir a las fuentes históricas. El legado de las generaciones pasadas es tan importante como nuestras acciones presentes.

Componentes de las mentalidades colectivas

Las mentalidades colectivas están formadas por los siguientes componentes:

  • El racional. Historia cultural e intelectual de las ideas, de la filosofía y de la exploración de la conciencia.
  • El emotivo. Afectos e impulsos que nos mueven a actuar y a reaccionar.
  • El imaginario. Representaciones mentales que configuran un mundo interior personal pero compartido por los miembros de un colectivo.
  • El inconsciente. Aquellos procesos mentales que escapan a la conciencia.
  • El conductual. Toda la actividad humana es observable según lo que se hace o se dice.

Los valores en las leyes y costumbres.

Los valores sociales encuentran su máxima expresión en los códigos de comportamiento que cada sociedad se impone a partir de leyes, usos y costumbres aceptados por la generalidad.

Las religiones y las mentalidades colectivas.

Las religiones tratan, por un lado, de responder de una forma concreta a los problemas derivados de la convivencia social, y por otro, de proporcionar a las comunidades unos valores éticos y morales, relacionados con su concepción del mundo.

Las doctrinas sociales de la gran mayoría de las religiones se inspiran en los principios que se desprenden de sus libros sagrados. En el caso del cristianismo, los Evangelios resaltan la importancia de los siguientes principios:

  • El respeto a la dignidad de la persona.
  • El amor al prójimo como base de la convivencia.
  • El bien común y la justicia social como referencia para gobernantes.

Los valores sociales en la literatura y el cine

La lectura sirve para aprender, desarrollar la inteligencia y entretenerse. Las páginas de los libros son también un espejo en el que se reflejan los valores de una época y de una sociedad.

Durante la Edad Moderna, la literatura influyó decisivamente en la formación del sentimiento de identidad de los pueblos europeos, creando una imagen coherente de los mismos y dando lugar al nacimiento de proyectos colectivos.

La literatura ha sido una potente creadora de imágenes. Mención especial hay que hacer del teatro, que durante siglos tuvo una importancia capital para la constitución del espíritu colectivo de los pueblos. Hay que tener en cuenta que hasta finales del siglo XIX la capacidad de lectura era patrimonio de una minoría culta. Además, el teatro se consume colectivamente, frente a la lectura que es un acto individual.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, la imagen (cine y televisión) ha superado como generador e indicador de valores sociales a la palabra escrita. Este medio, relativamente reciente, es un soporte de expresión de valores con una amplia influencia, debido a su carácter masivo.

El cine puede pretender la profundidad de la poesía, lograr la imagen estática de la pintura, simular las tres dimensiones de la escultura, establecer el hábitat de la arquitectura y mostrar el diálogo de la novela y el movimiento del teatro.

Los valores sociales en las artes plásticas

El arte, como actividad humana, tiene una triple función:

  • Expresiva: muestra la manera que el autor o la autora tiene de ver el mundo.
  • Comprensiva: es un medio de conocimiento y explicación del mundo.
  • Comunicativa: al hacer su obra pública, se pretende crear un vínculo social.

La obra de arte expresa y crea valores, aunque su calidad y su belleza no tienen necesariamente que depender del juicio que merezca su moralidad.

Valores particulares y valores universales

La Conferencia de Viena de 1993 planteó la dificultad de saber si es ético definir y aplicar unos valores y unos derechos universales a un determinado país, independientemente de su nivel de desarrollo, de sus tradiciones y de sus valores culturales. La respuesta a este complejo choque de valores pasa por el diálogo. El estudio de los problemas de las sociedades, debería intentar integrar sus valores culturales específicos en un marco universal dominado por principios como el humanismo, la democracia, la solidaridad, la ecología, el pacifismo y la tolerancia.

En este sentido, los procesos educativos deberían incluir:

  • La identificación, interpretación y crítica de situaciones de injusticia.
  • La construcción de un marco de convivencia basado en la razón y la tolerancia.
  • La proposición de iniciativas para la creación de formas de vida más justas a nivel personal y colectivo.
Anuncios

Acerca de Reynaldo Alvares Millan

Profesional que aplica coaching a aquellas personas que quieren realizar un cambio en su vida a través de su propio desarrollo personal positivo, que siempre comienza a nivel interno y sea capaz de conseguir sus objetivos al hacerse consciente de sus creencias, sus valores y su entorno.
Esta entrada fue publicada en Articulo de opinion. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s